Cifoplastia

Cuando una vértebra se rompe y se aplasta debido al peso del cuerpo, puede provocar dolores intensos e invalidantes. Las causas pueden ser múltiples, desde la osteoporosis de la edad avanzada (la más frecuente), a traumatismos o lesiones subyacentes de la vertebra.

La cifoplastia es un procedimiento mínimamente invasivo que restaura la altura del cuerpo vertebral, total o parcialmente, y proporciona a la vertebra la consistencia que necesita para soportar el peso del cuerpo. El resultado es la desaparición drástica del dolor, o cuando menos una disminución sustancial del mismo, dando la oportunidad al enfermo de recuperar su actividad diaria. En otras palabras: mejora su calidad de vida.

La cifoplastia está contraindicada -entre otras cosas- cuando existe infección local-. Es un procedimiento que no interfiere con otros tratamientos que se puedan necesitar cuando existe una patología subyacente que ha provocado o incitado a que la vértebra se fracture.

Ejemplo del procedimiento

Este paciente presentaba un fuerte e invalidante dolor de espalda por una fractura vertebral tras caída casual (flecha verde). Obsérvese la diferencia de altura del cuerpo vertebral fracturado en comparación con la vértebra colindante (flechas rojas).

Control radiológico antero-posterior para localizar (aguja) el centro del pedículo de la vértebra fracturada. Los pedículos de la vertebra se utilizan para llegar, a través de ellos, hasta el cuerpo vertebral lesionado.
Control radiológico lateral en el que se observa como se ha llegado hasta el cuerpo vertebral lesionado a través del pedículo. En este instante se está inflando un balón dentro del cuerpo vertebral para intentar restablecer su altura normal en todo lo posible y crear un espacio para la introducción posterior del cemento que va a consolidar la vértebra.
Control radiológico lateral en el que se observa como se introduce el cemento dentro del cuerpo vertebral. Este procedimiento se realiza en ambos lados de la vértebra, utilizando los dos pedículos vertebrales como vía de acceso.

Control radiológico antero-posterior una vez acabado el procedimiento. El cemento se ha solidificado dentro del cuerpo vertebral para darle consistencia y evitar que la vértebra se siga deformando con el peso.

Este paciente se recuperó de la anestesia ya sin el dolor de espalda.