Hernia discal/estenosis de canal en la columna cervical

La Neuroendoscopia permite realizar cirugía mínimamente invasiva en tumores cerebrales.

Los discos pueden presentar también hernias en la región cervical . En estos casos suele manifestarse por dolor en el hombro, que se corre por uno de los brazos hasta la mano. La afectación del cordón medular a nivel cervical, puede causar torpeza y debilidad tanto en extremidades superiores como en inferiores, siendo los niveles más comúnmente afectados C5-6 y C6-7. La compresión de la médula por un estenosis cervical, es un proceso que suele ser más lento y se nota porque la marcha es más torpe, debido a que las piernas se notan rígidas. Su médico encontrará signos específicos de compresión de la médula, en la exploración.

 

Las mismas palabras se pueden aplicar al pronóstico, ya que tanto el dolor producido por una hernia lumbar, con dolor en la pierna, o una hernia cervical, con dolor en el brazo, pueden desaparecer sin necesidad de cirugía, de forma espontánea.

 

En caso de necesidad de cirugía, se valorará si su caso es subsidiario de un abordaje vía anterior para la excisión del disco y la descompresión del canal cervical para liberar la médula espinal, en los casos que exista una compresión de las misma (microdiscectomía y artrodesis cervical anterior). O si requiere una una descompresión vía posterior, donde realizaremos una laminoplastia (consiste en ampliar el canal vertebral al modificar el arco posterior mediante una bisagra en la lámina), en los casos de una estenosis de canal.

Los síntomas de una hernia de disco pueden remitir, en ocasiones rápidamente, con tratamiento conservador. Pero si en 4-6 semanas no se inicia una respuesta favorable, lo mejor es la intervención quirúrgica ya que suele solucionar de inmediato el problema y evitar otras complicaciones propias de la prolongación innecesaria de la minusvalía que sufre el enfermo.

Dado que en la región lumbar se encuentran además de las vértebras (hueso de la columna vertebral), pequeñas articulaciones, ligamentos, músculos, tendones y discos intervertebrales, a veces es difícil identificar el origen del dolor. En ocasiones la causa es muy pequeña y con la cirugía tradicional hay que realizar incisiones de piel grandes y cortar estructuras sanas para poder llegar hasta donde se encuentra la lesión con una visión adecuada.

La cirugía endoscópica permite manejar este problema introduciendo una cámara de vídeo que actúa como un ojo en el interior de la región lumbar del paciente, posibilitando al cirujano corregir la alteración mediante instrumentos adecuados, sin provocar daño extenso a los tejidos (ver la última figura en la parte inferior de esta página). En los casos de la una hernia discal se procede a la extirpación de la misma y la descompresión de la raíz nerviosa que condiciona al dolor de la pierna.